Logo
Print this page

Seguridad en la mar: Cheeki Rafiki - Ouzo - Tao

Tres desgracias... algo en común...

Texto: Patricia Brizuela

Velero Cheeki Rafiki:

Una vez más hemos tenido conocimiento de perdidas de vidas en la mar. Esta vez se trató de cuatro tripulantes ingleses que encaraban la navegación de regreso a sus hogares después de haber participado de la Semana de Antigua que ofrece una de las regatas más emblemáticas del Caribe.

El velero siniestrado es el Cheeki Rafiki, un Beneteau First 40.7, barco escuela y de entrenamiento de la empresa Stormforce Coaching. Según se tuvo conocimiento, el capitán del velero Cheeki Rafiki, Andrew Bridge de 21 años, se contactó con su empresa el día viernes 16 de Mayo. Ese fue su último mensaje, en el cual comunicó que estaban haciendo agua pero que no lograban encontrar el punto de acceso de la misma.

Desde Stormforce se comunicaron con la Guardia Costera norteamericana y decidieron, en conjunto, que lo mejor sería desviarse hacia Azores para poder chequear el barco. Horas después una de las balizas personales (SPOT o alguna similar), de uno de los tripulantes fue activada. Los informes indican que luego que se acabaran las baterías de la primera baliza fue activada una segunda baliza personal. Las mismas tienen una duración de entre 15 y 18 horas.

Por este motivo, por haber sido activadas las dos balizas personales se creía, en un principio, que los tripulantes habían abandonado el barco y estaban "a salvo" en la balsa salvavidas. Porque si todavía estuvieran en el barco lo lógico hubiera sido activar la EPIRB (Emergency position-indicating radio beacon), de abordo y utilizar las balizas personales como último recurso. Otra posibilidad era que los navegantes estuvieran en el agua a la deriva, pero todo hacía suponer que luego del último mensaje habrían tenido tiempo de preparar todo para acceder a la balsa, puesto que eran navegantes experimentados, y dos de ellos profesionales. O tal vez todo sucedió tan extremadamente rápido que no les dio tiempo a nada.

Dos días después un barco mercante, el Maersk Kure logró avistar y fotografiar al Cheeki Rafiki, confirmando la pérdida de su quilla, pero sin novedad de los cuatro tripulantes, o de la balsa salvavidas. Pocas horas después la Guardia Costera Norteamericana daría por terminada la búsqueda.

La reacción de la gente no se hizo esperar y en especial de la comunidad náutica mundial, desde las redes sociales se compartió un petitorio para que se reanudara la búsqueda. Más de 200.000 firmas sirvieron como presión también ante el gobierno inglés que tuvo que tomar cartas en el asunto, mantener conversaciones diplomáticas con su par norteamericano y finalmente decidir enviar un avión para apoyar al ya numeroso despliegue de unidades de parte de Estados Unidos y Canadá.

Unas horas antes de suspender la búsqueda nuevamente, se volvió a avistar el casco dado vuelta y semi-sumergido del First 40.7. El avistamiento terminaría con las esperanzas de encontrar a los tripulantes con vida, ya que se pudo constatar que la balsa salvavidas seguía en su posición original y no había sido lanzada. Lo cual concluyó la búsqueda definitivamente, ya que después de tantos días en condiciones extremas, y sin balsa salvavidas, las chances de sobrevivir son casi nulas.

Quizás nunca sepamos lo que realmente sucedió abordo del velero, pero si podemos intentar una explicación y así tal vez esas muertes no hayan sido en vano, tratar de aprender de su experiencia, de la experiencia ajena, así como lo hemos hecho los navegantes desde el inicio de la navegación misma.

Velero Ouzo:

El velero Ouzo, era un 25 pies que se dirigía desde Bembridge, isla de Wight, hacia Dartmouth (sur de Inglaterra),  en la tarde del 20 de Agosto de 2006. Los registros muestran que salió del área del radar de la costera Southhampton / Portmouth a las 22.30 hs.

Este es un hecho que recuerdo muy bien ya que yo había arribado a Inglaterra con mi velero Ithaca, sólo dos días antes del acontecimiento, habiendo pasado por la misma zona de navegación. Cuando se conoció la noticia de la desaparición del velero, los medios británicos no paraban de informar, del mismo modo que ocurrió con el Cheeki Rafiki.

Iban a bordo del velero sus tres tripulantes habituales, en la noche del 22 fue hallado uno de los cuerpos, mientras que los otros dos fueron encontrados al día siguiente. Todos ellos vestían chaleco salvavidas auto-inflables y ropa adecuada para la navegación que estaban realizando. Sin embargo el barco jamás fue localizado.

Al siguiente año la MAIB (Marine Accident Investigation Branch) dió a conocer su informe. El velero Ouzo fue embestido o pasó muy cerca del ferry Pride of Bilbao, lo cual hizo que el barco diera vuelta campana y se presume que la tripulación no tuvo tiempo de lanzar la balsa salvavidas.

Velero Tao:

Tuve conocimiento de este hecho a través del excelente Blog de Marcelo Gonzalez, TODO VELA: "El jueves, 15 de mayo, el centro de la guardia costera de Estados Unidos en Boston recibió las señales de una baliza de emergencia en el yate de 44 pies llamado "Tao".

A bordo estaban tres hombres: dos en la edad de 79, 72 años. Un avión Hércules HC 130 fue en su búsqueda inmediatamente en la dirección del sureste del aviso a unas 1.200 millas náuticas de Cape Cod; también, las naves, que fueron localizadas en la región, se les solicito su ayuda. El buque 500 pies "Estado de Main" había cambiado de curso así como el "MolMaxim" (al parecer, un yate de motor) y el pesquero español de alta mar "Robero"
En el "Tao" un drama había sucedido anteriormente. Con aproximadamente 35 nudos de viento y olas entre cuatro y cinco metros barrieron la cubierta del yate, una de ellas volcándolo y rompiendo su mástil 
En ese momento uno de los navegantes fue arrojado al agua salvándolo su linea de vida.Los otros dos estaban debajo de la cubierta.

Más tarde la nave se llenó de agua con tres olas enormes. Incluso después de cinco minutos en una condición de vuelta campana el "Tao" no volvió a su posición normal. Los tres hombres intentaron liberar la balsa, pero se les ha soltado de la nave una vez que se infló y se la llevó el mar.
Por fortuna de ellos el pesquero Español "ROBERO" pudo acercarse a su posición y rescatarlos."

------------------------------

Estas tres desgracias tienen algo en común: las respectivas balsas salvavidas no cumplieron la función para la cuál fueron estibadas a bordo: salvar las vidas de los tripulantes.

En el caso del velero Ouzo, una de las sugerencias que el informe hace a la comunidad náutica de recreo es la instalación de una baliza EPIRB y de la válvula hisdrostática en la balsa salvavidas. Pueden leer el informe completo, y más que interesante, para la navegación deportiva en este link: OUZO

Deberemos esperar el resultado del informe con respecto al Cheeki Rafiki, pero cabe suponer que sí llevaba válvula hidrostática en la balsa puesto que volvían de correr la regata de la Semana de Antigua y la instalación de la misma en la balsa es uno de los requisitos en el reglamento de regatas de la ISAF (International Sailing Federation).

Por qué no tuvieron tiempo de prepararse, de alistar la balsa o activar la EPIRB de abordo, por ahora es un misterio, así como lo es el hecho de que la válvula no haya sido activada, inclusive después de tantos días sumergida.

No he podido encontrar mayor información sobre el Tao, donde uno de sus tripulantes manifestó que si bien lograron soltar la balsa salvavidas, la misma se desprendió del barco y se la llevó el viento. Contaba la balsa con válvula hidrostática? Si es así, tampoco funcionó y los tripulantes tuvieron que soltarla manualmente. Si por el contrario la válvula funcionó..., entonces cabe suponer que la presión ejercida por el viento fue demasiada e hizo que la boza que unía la misma al casco se soltara automáticamente, tal cual está previsto, pero dejando a los náufragos sin posibilidad de alcanzarla.

Cómo se instala y activa una Válvula Hidrostática? 

La válvula tiene cuatro elementos importantes. El primero es la válvula propiamente dicha, sobre la que está impresa la fecha de vencimiento de la misma. Estas válvulas deben ser reemplazadas cada dos años y su costo aproximado es de entre 80 y 120 dólares.

Luego se puede ver en la parte inferior del dispositivo una especie de dado cilíndrico, el mismo se conectará permanentemente al casco.

Sobre ese dado se encuentra otro de color rojo, donde conectaremos la boza de la balsa salvavidas y finalmente, podemos observar una U de color amarillo por donde pasa el cabo que será cortado por la válvula y permitirá el lanzamiento automático de la balsa salvavidas.

Les dejo dos videos (los pueden ver en esta misma página, más abajo), que si bien están en inglés, el primero tiene traducción impresa y se puede ver perfectamente su funcionamiento. En el ejemplo la válvula está colocada en un buque mercante pero es la misma que se utilizará para cualquier velero, teniendo en cuenta la capacidad de personas de cada balsa.

 

Media

© Todos los derechos reservados. - 2013 - www.patriciabrizuela.com